Liderazgo

En mi último artículo de hace aproximadamente un mes mencionaba que una de los temas que deberían tener presente las empresas para retener a los talentos, era excelentes líderes.

Hoy día vamos hablar un poco de liderazgo.????????????????????????????????????????????????????

Hace poco, estuve leyendo un artículo que hablaba de este tema y decía textualmente como sigue; “No existe un estilo o una receta única. Pero si de habilidades se trata, lo primero que tiene que hacer un líder de un equipo es ganarse la confianza de los miembros”. Definitivamente comparto lo que se dice entre comillas. Pienso que ganarse la confianza de los miembros de un equipo es lo primero y más importante que debe hacer un líder, es la base para construir lo demás, sin ello no hay equipo y por lo tanto el líder iría camino al fracaso.

¿Qué debemos hacer para ganar la confianza de los miembros de un equipo? No es fácil, pero si posible. Primero es necesario conocer a cada uno de los miembros del equipo, que ellos conozcan al líder y que todos los miembros del equipo se conozcan entre sí. Este conocimiento de los miembros, debe ser en profundidad, saber cuál es su estilo de comportamiento o también llamada jerarquía conductual, porque una vez que ocurre esto, recién podemos generar confianza, y es en ese momento que recién empiezan realmente a comunicarse con sinceridad y honestidad. Cuando hay comunicación honesta entre los miembros del equipo (entre ellos el líder), se puede hablar y decir lo que uno piensa sin temor a equivocarse o a lo que pueda pensar el otro con respecto a lo que dices, es el momento en el que el equipo se potencia. Cuando un equipo está cohesionado y se comunica en todos los sentidos de forma honesta, cuando cada miembro utiliza sus conocimientos para expresar una idea, es el momento en que el equipo empieza a obtener mejores y positivos resultados, alcanzando las metas deseadas, que es lo que cualquier líder quiere lograr.

Una vez que el líder logra esta confianza de los miembros de su equipo hacia él y entre cada uno de los miembros del equipo, su labor se hace más fácil, porque es ese momento en el que puede empoderar a cada uno de los miembros y él recién podrá ejercer su labor de líder, guiándolos, motivándolos, proporcionándoles los elementos necesarios para que ellos puedan desarrollar sus labores más eficientemente y dedicando más su tiempo a temas de estrategia, ver oportunidades de nuevos negocios, etc.

La confianza ganada a través de la comunicación se construye día a día, no es algo que se consigue en forma inmediata. Un líder debe tener reuniones programadas con sus colaboradores directos por lo menos una vez cada 3 meses, con una duración de 1 hora. En ella ambos deben manifestarse abierta, directa y respetuosamente los puntos positivos, así como sus áreas de mejora de cada uno. Esto no quita que puedan tener reuniones no programadas cada vez que la situación lo amerite, como por ejemplo cuando hay que resaltar alguna acción extraordinaria o cuando hay que llamar la atención de una acción no deseada.

MI experiencia de más de 35 años liderando empresas nacionales y extranjeras, me acreditan a decirles que esto funciona y nos permite tener un excelente clima laboral y trabajadores enfocados en sus objetivos.

La Importancia del Talento Humano en las Empresas

como-ser-buen-liderDespués de mis más de 35 años liderando empresas nacionales y extranjeras, soy un convencido de la importancia del talento humano en las empresas.

Pero no basta solo con saber escoger el talento, si no también saber ubicarlo correctamente de acuerdo a sus competencias, comportamientos y motivadores, los cuales tienen que ajustarse al perfil de la posición para que realmente sea más eficiente y provechoso para el beneficio de la empresa.

Si las empresas logran contar con estos profesionales y los saben ubicar, asegurarán un excelente servicio al cliente tanto interno como externo, luego el cliente se sentirá satisfecho y por tanto redundará en los resultados económicos de la empresa y accionistas, además que colaborará con el clima laboral en beneficio de todos.

Las compañías que quieran este tipo de profesionales y poder mantenerlos pensando en su crecimiento, por un razonable tiempo, para que dejen resultados concretos, necesitan cumplir con ciertos principios, caso contrario los perderán muy rápidamente. A veces logramos con mucho esfuerzo conseguirlos, pero no somos lo bastante inteligentes como para mantenerlos.

Estos excelentes profesionales también tienen sus exigencias como, por ejemplo, encontrarse con empresas con una cultura y valores que por lo menos se acerquen a las suyas, que tengan una visión y rumbo muy claro, con líderes que los entiendan y sepan escucharlos, empresas ordenadas, con un líder que les de retroalimentación y sobre todo empower. Y algo muy importante que ya lo mencionado en otros artículos, lo que yo llamo “marcarle la cancha”, es decir, decirle lo que espera de él, así como decirle muy claramente sus responsabilidades y sus relaciones organizacionales directas e indirectas. Todo esto parece muy obvio, pero muchas empresas lamentablemente no lo hacen. Los nuevos colaboradores llegan a las empresas y los lanzan a la cancha cual gladiador en el coliseo romano sin ninguna preparación.

Entonces, debemos concluir que es de suma importancia que las empresas cuenten con personal talentoso, pero también deben estar listos para recibirlos de buena forma y hacer todo los posible para mantenerlos, que puedan crecer dentro de la organización en beneficio de ellos y de la organización misma. Hoy en día es muy común decir que los colaboradores renuncian a sus líderes y no a las empresas, es muy cierto. Los líderes también son responsables cuando un colaborador no se acostumbra a la empresa por lo dicho líneas arriba, es decir, no se encuentran con las condiciones adecuadas que ellos esperaban.

Debemos buscar gente con talento pero también debemos tener los líderes correctos dentro de la organización que sepan liderarlos adecuadamente.trabajadores-felices

¿Qué tienen en común JFK, Martin Luther King y Steve Jobs?

VHolistica_Filosofia01

Una de las formas que más utilizo para aprender como hacer las cosas, es observando y escuchando, como otras personas lo hacen, después reflexionó sobre lo que he visto y comienzo a notar ciertos elementos comunes.

Desde hace años he observado y analizado cómo se comunican los grandes líderes y es por eso que en este artículo quiero compartir contigo lo que he aprendido de JFK, Martin Luther King y Steve Jobs.

Del primero que les voy a hablar es de Kennedy, quien en 1962, pronunció un discurso con las siguientes características:

Una meta clara, poner un hombre en la luna, “…nosotros elegimos ir a la Luna”.
Un tiempo establecido, “…en ésta década”.
El significado de la meta o el por qué, el cual ilustró usando diferentes frases tales como:

 “…no porque sea fácil sino porque es difícil..”.
“…porque esta meta, servirá para organizar y probar lo mejor de nuestras energías y habilidades…”.

 Cerrando, con una breve explicación que permitía visualizar cómo lo iban a hacer, en pocas palabras, un plan de acción preliminar.

 El discurso pronunciado por JFK, dio dirección e inspiración a los Estados Unidos, para iniciar la revolución espacial.

Otro de los grandes es Martin Luther King, quien fue un reconocido líder del movimiento por los derechos civiles. En el año de 1963, dio un discurso público en Washington, Estados Unidos, conocido como “I Have a Dream” (Yo tengo un sueño). Para los que no lo han visto u oído, se los recomiendo ya que podrán escuchar o ver cómo un gran líder en aproximadamente 16 minutos puede transmitir un mensaje claro, donde no solamente da una dirección clara de hacia dónde ir, sino cómo hacerlo. Es un discurso lleno de metáforas que inspiran e invitan a la reflexión. Una de las frases que más me impacto fue cuando dijo algo así como: “…sacar a nuestra nación de las arenas movedizas de la injusticia racial, hacia la roca sólida de la hermandad y el momento es ahora”. Martin Luther King, comunicó una meta acompañada con significado, por lo tanto, muchos se unieron al movimiento, ya que sentían que sabían para dónde iban y por qué lo hacían.

Por último, vamos a hablar de Steve Jobs, quien en 1983, con el propósito de contratar a John Sculley, le pregunta: “¿Quieres seguir vendiendo agua con azúcar el resto de tu vida o quieres venirte conmigo a cambiar el mundo?” Sin importar si esta frase fue la que impulso a John a aceptar la propuesta de Steve, lo que sí es cierto es que Steve Jobs y todas las personas que trabajaban en Apple han impactado la vida de muchas personas con sus productos.

Cada historia que hemos visto hasta ahora, tiene un líder que ha sido capaz de inspirar a otros dándoles una dirección clara y una razón para ser parte del movimiento que cada uno de ellos impulsa.

Por lo tanto, cuando quieras construir un discurso inspirador verifica que cuente con los siguientes elementos:

  1. Una Meta Clara. Dirección.
  2. El Significado de la Meta. Razones poderosas e inspiración.
  3. Un tiempo definido.
  4. Indicadores de avance y éxito.
  5. Acciones definidas, que generen acción.

¿Están jugando el “Teléfono Roto” en tu empresa?

la-comunicacic3b3n-en-la-empresa

Un juego que cuando era niño me gustaba jugar era el “teléfono roto”, para los que no lo recuerden, se trataba de que uno de los participantes creaba una frase y la escribía en un papel y posteriormente le decía la frase en el oído a otro participante y este a su vez se lo decía a otro, de esa forma cada participante tenía la misión de escuchar atentamente y comunicarlo a otro. Cuando el último jugador recibía el mensaje lo decía en voz alta y era justamente en ese momento donde todos nos reíamos de lo poco que se parecían la frase original de la dicha por el último jugador.  Era un juego, recuerdo que nos divertíamos y nos reímos.

Lamentablemente, ese juego se sigue jugando día a día en las organizaciones, la única diferencia es que ya no es tan gracioso como cuando éramos niños.

He tenido la oportunidad de conversar con muchos gerentes que se sienten frustrados con el nivel de comunicación en su organización, ya sea que no les llega la información correcta o que cuando realizan una comunicación, se sorprenden que la misma no ha sido recibida de la forma que ellos esperaban.

Una pregunta que escucho con bastante frecuencia es: ¿Por qué si ya se le comunicó a todos, hay varios que no lo saben?. Parece ilógico, pero como dice Maturana: “..uno dice lo que dice y el otro escucha lo que escucha”. Aunque parezca un juego de palabra, revela algo que nos ocurre a todos con frecuencia, por eso dar información es diferente a lograr una comunicación efectiva.

¿Qué puedes hacer para mejorar la comunicación?

Voy a compartir contigo 3 prácticas que pueden ser útiles:

1. Una sola vez no es suficiente.

Hace varios años atrás, cuando trabajaba en marketing, recuerdo que realizábamos la planificación de medios, usando un parámetro que establecía el número de exposiciones mínimas que una persona debe ser expuesta a un mensaje para captarlo y ese número era +3, es decir, que necesitábamos que una persona viera un comercial de TV más de tres veces para considerar que había sido captado. En la era digital, debido al nivel de distracción que existe, ese número se ha elevado  a más de 14 exposiciones.

Es por eso que una de las cosas que puedes hacer para mejorar la comunicación es pensar que necesitas repetir el mensaje varias veces.

2. En la variedad esta el gusto.

Cuando pienses en dar un mensaje a un equipo, piensa en diferentes formas de comunicarlo. Una comunicación puede ser presencial, otra puede ser utilizando un material escrito, otra puede ser utilizando imágenes, etc. Mira lo que hacen las grandes marcas, utilizan diferentes medios para hacer llegar el mensaje.

3. Pregunta.

Constantemente verifica qué entendió tu equipo y hazlo preguntándoles directamente, durante o al final de la comunicación, no como un interrogatorio sino como un juego. Si lo incorporas como una práctica, tu equipo se acostumbrará a estar atento y tu también podrás ir verificando como esta siendo recibido tu mensaje.

Si no quieres seguir jugando al “teléfono roto”, cuando comuniques, puedes comenzar a:

  1. Comunicarte de manera frecuente. (Un solo mensaje varias veces).
  2. Utilizar diferentes formas de comunicación.
  3. Verificar el nivel de comprensión.

¿Cómo crear metas inspiradoras que se hagan realidad?

metas-personales-metas-en-la-vida

Seguramente, en algún momento de tu vida personal o laboral, has escrito metas que deseas alcanzar, y sin duda ese es un primer paso que no muchas personas lo dan y aunque parezca mentira, también existen muchas empresas que tampoco tienen claridad en las metas que desean alcanzar.

Recuerdo que tenía una costumbre de escribir todos los diciembres, las metas para el próximo año, me sentaba en la mesa del comedor y con mucha disciplina escribía cuáles eran mis objetivos para el próximo año: perder peso, correr una maratón, iniciar un negocio, etc. Hasta ese momento todo muy, sin embargo, llegaba el otro diciembre y con mucha vergüenza me daba cuenta que muchas de las metas o propósitos que tenía toda la intención de alcanzar habían quedado escritos y olvidados. La verdad, en ese momento me sentía muy mal pero el nuevo año me brindaba otra oportunidad de comenzar de nuevo. El problema con esta forma de actuar es que pueden pasar muchos años antes de que los objetivos sean alcanzados.

La pregunta clave es, ¿qué podemos hacer para que las metas que nos hemos planteado nos inspiren lo suficiente para ejecutarlas y hacerlas realidad?

Lo primero que recomiendo hacer es trabajar en el significado de la meta y para eso te puedes hacer las siguientes preguntas:

¿Qué hace que sea importante alcanzar la meta?.

¿Para qué la queremos alcanzar?.

¿Qué pasaría si no la alcanzamos?.

¿Cómo nos sentiríamos al alcanzar la meta?

¿Cuáles serían las consecuencias, personales y profesional de no alcanzar lo que nos proponemos?.

Viktor Frankl en su libro “El hombre en busca de sentido”, habla sobre la importancia de darle significado a las cosas que hacemos y fue justamente lo que él hizo en un campo de concentración, logro darle un sentido y un significado a la experiencia que estaba viviendo y eso lo fortaleció. Por lo tanto, es fundamental trabajar en el “Significado de la Meta”.

He tenido la oportunidad de hablar de este tema en un programa de liderazgo que dicto y un ejemplo que me gusta compartir es: “…muchas compañías tienen como una de sus metas, “Tener 0% de accidentes laborales”, y muchas veces esa meta luce un poco fría y por eso siempre les pregunto: ¿Cuántos accidentes quisieran tener en su familia durante los próximos 12 meses?, la respuesta inmediata es: NINGUNO, por supuesto, a nadie le gusta que su familia tenga accidentes y por eso tomamos las precauciones necesarias.

Entonces, aunque la meta es “Tener 0% de accidentes laborales”, el significado de la misma está relacionado con la importancia de que todos los colaboradores regresen a sus hogares saludables para poder compartir con sus familiares. Otro significado puede ser: cuidamos a nuestros colaboradores como a nuestras familias.

Sin un significado o sin un porque, las metas pierden su razón de ser y la capacidad de inspirarte a ti y tus colaboradores. Es por eso que muchas metas quedan en el olvido.

Otro elemento que es necesario para que las metas se cumplan es que deben estar acompañadas con un “PLAN”. Cada meta debe contener unas cinco acciones o actividades que son claves para alcanzar la misma. Dichas acciones nos permitirán organizar nuestras agendas y dedicar tiempo a ejecutarlas. No es necesario claridad total de todo el plan, lo que sí es indispensable es tener los primeros pasos, ya que los mismos generan movimiento y como dice uno de los principios de la física, un objeto que está en movimiento tiende a permanecer en movimiento. Lo mismo pasa cuando no hacemos nada, ya que un objeto que está en reposo, tiende a permanecer en reposo.

Por eso, si realmente quieres alcanzar tus metas personales, profesionales y corporativas, necesitas agregar elementos que logren inspirarte a ti y tus colaboradores, como también enunciar las acciones que vas a emprender y comenzar.

Por último, imprime las metas en papel y más importante aún, en tu mente. ¿Cómo lo puedes hacer? Léelas diariamente y una vez a la semana como mínimo, compártelas con tu equipo.

Una forma más humana de despedir trabajadores

despido-trabajador

En un punto de mi carrera empresarial estuve a cargo de despedir cierto número de trabajadores. Teníamos que cumplir los objetivos en la nómina como parte de la reestructuración de la empresa. Mi objetivo de reducción de personal me llegó en un sobre marrón grande al final de una larga reunión de ejecutivos. No había discusión acerca de cómo realizar el procedimiento. Sólo hacerlo. Las reestructuraciones ya no son la excepción en la actualidad. Dados los recientes anuncios de despidos por parte de Microsoft, IBM y otras empresas, ¿qué tal si dialogamos sobre una forma más humana de despedir a alguien?

Continuar leyendo